7 semanas de embarazo

Semana 6 de embarazo.

Estas en la semana 6 de embarazo, quizás aun no sepas que estas embarazada o lo estas sospechando. En esta semana ya puedes hacerte el test de embarazo y su resultado puede ser fiable.

¿Cómo es el bebé a las 6 semanas de embarazo?

El bebé, que medicamente es esta etapa se llama embrión, tiene un tamaño de 1.3 centímetros y pesa alrededor de 0.5 gramos. Es muy pequeño aún para verse en una ecografía, aunque algunos equipos muy avanzados pueden visualizarlo.

El desarrollo cerebral: El cerebro se esta desarrollando rápidamente, haciendo que la cabeza de tu bebé sea mucho mas grande en proporción al resto de su cuerpo.

Desarrollo de parpados: El oído toma forma y los parpados de los ojos comienzan a desarrollarse. Los ojos de tu bebé comienzan a formarse.

Formación de cartílago: El cartílago está comenzando a formarse en los brotes de brazos y piernas que eventualmente se convertirán en huesos fuertes.

¿Se puede escuchar el corazón del bebé en la semana 6 se embarazo?

Sí, en los equipos actualizados, es posible escuchar los latidos del corazón del bebé mediante una ecografía. En esta semana ya está bombeando entre 130 y 150 latidos por minuto.

Durante este periodo del desarrollo fetal, se forman los órganos y los sistemas vitales de tu bebé. Surgen manchas oscuras en la parte superior de la cara, las cuales pronto se convertirán en ojos; pero por ahora, son los inicios de la retina y de los nervios ópticos los que aparecen aquí. Los hoyuelos, a los lados de la cabeza, se convertirán en orejas.

Se forman la medula espinal, la columna vertebral, los músculos y la piel. Los brazos comienzan a formarse, y se desarrollan antes que las piernas.

El sistema nervioso central forma conexiones con los músculos, lo que permite que el bebé comience a moverse. Sus movimientos son tan sutiles que, incluso la madre más atenta, no podría percibirlos.

El cerebro del bebé se esta desarrollando de manera muy activa, y la cabeza aumenta rápidamente de tamaño, alcanzando los 8mm de diámetro. Se forman cinco pliegues en el tubo neural: las estructuras cerebrales correspondientes a las cinco partes del cerebro.

El tracto gastrointestinal también se está desarrollando, incluida la faringe, el esófago y el estomago. También el hígado y el páncreas se desarrollan, mientras que la sección media del intestino se extiende hacia el cordón umbilical. Desde la parte inferior del tubo intestinal, el recto y el seno urogenital se formarán y se desarrollarán en la próstata y la vejiga.

En esta etapa la tráquea comienza a formarse, la cual se trata de la primera parte del sistema respiratorio.

A los costados de los riñones, las glándulas genitales comienzan a desarrollarse.

La placenta también está ocupada en su desarrollo. Al final de la semana, tendrá un grosor de aproximadamente 11 mm y su suministro de sangre aumentará.

Síntomas y cambios en la semana 6 de embarazo.

Esta semana es posible que te hayas cansado más, que con frecuencia tengas sueño, que la toxicosis te incomode más por la mañana y que tu estado de ánimo salte del entusiasmo a la depresión. No te preocupes, estás bien. Se está llevando a cabo una reestructuración hormonal que afecta a todos los síntomas de tu cuerpo.

El estado emocional de las mujeres embarazadas, durante el primer trimestre, suele ser complejo y controvertido. Al mismo tiempo hay alegría, confusión, y angustia.

Lo tienen un poco mas difícil aquellas que están esperando a su primogénito. Las sensaciones inusuales pueden provocar ansiedad, irritabilidad y llanto; mientras que la debilidad y los mareos te hacen estar mas atenta a tu salud.

Por la mañana, muchas mujeres embarazadas sufren nauseas y vómitos, y, durante todo el día, intolerancia persistente ante algunos olores, a los que antes eran indiferentes. Aquellas que eran reacias a la hora de comer, ahora esperan cada comida y con frecuencia toman una merienda.

Lo mas importante es que sepas que todo es normal. Los procesos que describimos cuando hablamos sobre el desarrollo del bebé, exigen una reestructuración completa del cuerpo, así como grandes sumas de recursos. Por lo tanto, sé paciente contigo misma.

Si tienes sueño, incluso durante el día, duerme. Claro que puedes sentir nauseas por la mañana e intolerancia a los olores durante el día.

Mientras el bebé comienza a desarrollarse, tu cuerpo también cambia y crece: la placenta se forma y el útero aumenta su tamaño (ahora tiene aproximadamente el volumen de un huevo de gallina). Su nivel de hCG está aumentando. El istmo uterino se ablanda y el canal cervical se cierra, llenándose de un moco viscoso que protege al niño de una posible infección.

En muchas mujeres embarazadas la piel comienza a secarse, lo cual se debe al hecho de que los principales se dirigen no solo a su renovación e hidratación corporal, sino también a la formación del bebé.

Los cambios en su cuerpo pueden causar la inflamación crónica de los órganos pélvicos. Si siente alguna molestia, informe a su medico de inmediato para que pueda comenzar el tratamiento, de ser necesario.

Flujo vaginal.

Por lo general tienen un color lechoso claro, una consistencia uniforme y un olor ligeramente ácido. A veces, los cambios hormonales y una disminución del sistema inmune pueden causar candidiasis. En este caso, el flujo vaginal se vuelve abundante y grumoso, con un fuerte olor acido; se acompaña de picazón y ardor en el área de los genitales externos, y estas sensaciones, en ocasiones, adquieren un carácter agresivo e intolerable.

Consulte a su medico si la naturaleza del flujo ha cambiado.

En este momento, también puede aparecer flujo con sangre. Esta circunstancia está lejos de ser siempre una alarma; no obstante, asegúrese de informarle a su médico.

 

La alimentación en la semana 6 de embarazo.

Aunque muchas personas pueden bromear diciendo que ahora estas comiendo por dos, no significa que debas consumir el doble de calorías. Las mamás, durante el primer trimestre, deben asegurarse de obtener la variedad de vitaminas y minerales necesarios para apoyar el embarazo, así como el desarrollo del bebé.

Durante el embarazo cambian las necesidades en cuanto a las vitaminas y minerales requeridos. Por ejemplo, en el primer trimestre, los folatos y el hierro son especialmente importantes para la madre y el niño. ¡Los requisitos en realidad se duplican!

El fosforo y el yodo deben aumentar entre un 15 y un 20 por ciento; y ambos oligoelementos están presentes en el pescado. 3.5 onzas (100%) de bacalao o salmón o 7 onzas  (200g) de camarones, serán suficientes para ti por día.

Un menú podría verse así:

Desayuno: cereal integral con leche (yodo o calcio)

Almuerzo: sopa de pescado a base de bacalao o salmón (fosforo y yodo)

Cena: ternera salteada con espinacas (hierro y folatos)

Ahora bien, entre las comidas principales, pique nueces y  manzanas, y siga las reglas generales de una alimentación saludable:

  • Dar preferencia a las frutas y verduras de temporada.
  • Evite las grasas trans (manteca y margarinas) y limite el consumo de productos envasados que contengan las mismas grasas (rosquillas, muffins, tartas, galletas y waffles)
  • Dar preferencia a las grasas vegetales sobre las de origen animal.
  • Quite la grasa visible de la carne.
  • Reduzca el consumo de azúcar y dulces al 10% (e idealmente hasta el 5%) de la ingesta total de calorías.

En etapas posteriores del embarazo, por supuesto, será necesario aumentar la cantidad de calorías que ingiera en aproximadamente 200 o 400 mas por día. Lo recomendable es que trate de obtener la energía extra de proteínas y carbohidratos lentos, y no grasas y azucares.

Con el tiempo, también hará falta aumentar la ingesta de zinc y magnesio, así como de vitaminas A y D. Con seguridad encontrará la información adecuada para la semana.

Y recuerde que la OMS recomienda que los residentes de los países desarrollados, donde se dispone de alimentos saludables (frutas, verduras, cereales, carne, pescado), obtengan todos los nutrientes necesarios de la alimentación y no los suplementos alimenticios.

Otros consejos de la semana 6 de embarazo.

Cómo combatir el malestar matutino.

Las náuseas, a veces sin y otras veces con vomito, a menudo se encuentran en las primeras etapas del embarazo y no son peligrosas. Sin embargo, lo cierto es que tampoco se trata de algo que pueda llamarse placentero. Por lo tanto, te decimos cómo evitar las nauseas con algunos »trucos», es decir, por medio de cuándo y cuales alimentos puedes comer y beber.

  • Antes de acostarte, coloca un plato con galletas a lado de la cama y come un poco de éstas por la mañana, sin levantarte todavía.
  • Separa la bebida y la comida. Es mejor beber 30 minutos antes o después de una comida; te sugerimos agua fría que puedes acidificar con un poco de limón. Por otro lado, lo mejor es evitar por completo el café.
  • Come a menudo y en pequeñas porciones. Es importante que no sientas hambre, pero también lo es que evites comer en exceso; ya que ambos factores pueden provocar nauseas.
  • Los médicos recomiendan evitar las comidas picantes, grasosas, ácidas y dulces. Así que se debe dar preferencia a las proteínas y a los alimentos bajos en grasa, blandos, salados o secos.
  • La infusión de jengibre o el té de menta después de comer te puede ayudar. No obstante, una pasta de dientes con un fuerte olor a menta, puede convertirse en un desencadenante de nauseas.

Por otro lado, es importante evitar la congestión, el calor, los olores fuertes y la alta humedad; así como la música alta y la iluminación que cambia rápidamente.

Para finalizar, no te olvides de beber mucha agua. Si las nauseas están acompañadas de vómitos, se produce deshidratación y los minerales necesarios para el cuerpo se eliminan. Asimismo, para evitar el vomito, bebe agua en pequeños sorbos.

Si ya has experimentado la toxicosis matutina, no te olvides de compartir, en los comentarios, cuales métodos preventivos han sido adecuados para ti.

 

¿Te gustó este contenido? Ayudame compartiendo con los botones de abajo. ¡Seria de gran ayuda!