mi bebe se ahoga con la leche

¿Cómo evitar que mi bebé se ahogue con la leche?

Los bebés no tragan la leche de la misma manera que los adultos, y hasta que no desarrollen un mecanismo de deglución bien afinado, es natural que les salga baba de la boca después de tomar sorbos de leche. Pero no te preocupes: prueba estas técnicas para ayudar a tu bebé a beber leche sin que se le caiga (¡o se atragante!).

A veces, los bebés se atragantan o se ahogan al beber, ya que la leche puede salir del pecho materno con mucha fuerza; atragantarse o ahogarse con la leche es algo bastante habitual, pero no por ello deja de ser algo preocupante para la mamá e incomodo para el bebé. ¿Se puede evitar que el bebé se atragante o se ahogue con la leche?. Lo que se puede hacer es seguir algunas tips para disminuir estos desagradables episodios.

Mi bebé se ahoga con la leche ¿Qué puedo hacer?

Si toma leche materna:

Trata de amamantar a tu bebé o darle darle la mamadera en una posición más erguida. Evita darle de comer acostado.

Si esto es algo que se repite con mucha frecuencia, trata de no darle el pecho al bebé cuando estos están demasiado llenos, primero estimúlate y drénalos un poco y luego recién puedes ofrecerle a tu bebé para evitar que se ahogue con el primer chorro.

No dejes pasar más de 3 horas sin amamantar para que la leche no salga con tanta fuerza.

Si toma biberón:

En el caso de bebés que toman mamadera, dale a tu bebé una mamadera que tenga el talle de tetina adecuado para su edad, flujo lento para menores de 3 meses, flujo medio para bebés de 3 meses a 6 meses, y flujo rápido para bebés entre 6 o 7 meses en adelante.

Si tu bebé es mayor de 3 meses y se ahoga con la mamadera de flujo medio, sigue ofreciéndole la mamadera de flujo lento hasta que notes que tu bebé se cansa al tomar la leche porque tiene que hacer mucho esfuerzo, ahí es momento de ofrecerle una tetina de flujo medio.

Cuando el bebé succione y trague a un ritmo constante, debes empezar a darle volúmenes de leche más pequeños y frecuentes. Asegúrate de que el flujo es lo suficientemente lento como para que tu bebé pueda tragar cómodamente. Cuando veas que tu bebé empieza a tragar mucho más rápido, reduce el flujo de leche hasta que vuelva a sentirse cómodo. Si tu bebé tose o se atraganta, haz una pausa de 10 segundos y deja que descanse.

¿Cómo actuar en el momento que mi bebé se ahoga o se atraganta?

Inmediatamente sienta a tu bebé y dale palmaditas en la espalda con la mano en forma de cuchara, nunca lo palmees con la mano plana ya que puedes lastimarlo. Asegúrate de que tu bebé respire correctamente.

Si a tu bebé le ocurre de ahogarse en todas las tomas o muy seguidamente, deberías consultarlo con el pediatra.

Otra manera de alimentarlo para evitar que se ahogue o atragante, es ofrecerle la leche en una mamadera de forma discontinua, es decir inclinando la mamadera en un ángulo que la leche salga con menos fuerza y haciendo pequeñas pausas para que tu bebé descanse, respire, luego siga bebiendo.

Si tu bebé tiene problemas muy seguido para tomar la leche, acude al pediatra. El atragantamiento puede ser peligroso y aterrador para ti y para tu hijo. Habla con tu médico sobre los signos de atragantamiento y sobre cuántas veces o qué cantidad de biberón necesita tu bebé.

 

 

¿Te gustó este contenido? Ayudame compartiendo con los botones de abajo. ¡Seria de gran ayuda!